396 Visitas directas

[LE}-- Cardinales, ordinales y partitivos.

Manuel Herrera Jerez se apunta a la expedición de los números cardinales y ordinales. Don Manuel es un enamorado de los números ordinales. Así, le parece “tremendamente impropio” decir “Benedicto diez y seis” en lugar de “Benedicto décimo sexto”, si bien reconoce que “es uno de los poquísimos casos en los que, a mi juicio, suena mejor lo incorrecto que lo correcto”.

¿En qué quedamos? Lo correcto y lo que suena bien es que, a partir del 10º, los ordinales permiten cambiar a los cardinales. Desde luego eso es así en los nombres de los Papas o de los Reyes. Discrepo de la especiosa argumentación de don Manuel: “Aparte de, ¡qué demonios!, los ordinales son preciosos, tanto más cuanto mayores son, y es extremadamente gratificante el ver la cara de angustia del interlocutor echando la cuenta para averiguar a cuál nos referimos”.

Supongamos que se celebra algún hecho ocurrido hace 1262 años, concretamente, en 744 Alfonso I de Asturias conquistó la ciudad de León. Ése sí que fue el auténtico comienzo de la Reconquista. Así que este año los leoneses celebran el 1262º aniversario de la hazaña. Pueden decir que es el “mil doscientos sesenta y dos aniversario” o el “milésimo ducentésimo sexagésimo segundo aniversario”. Francamente, la versión ordinal me parece una cursilada.

Tampoco estoy muy acorde con don Manuel respecto a los partitivos: “El uso de los partitivos en lugar de los ordinales es literalmente de juzgado de guardia y todo individuo que dijera S.S. Benedicto dieciseisavo debiera ser depositado en el trullo de por vida. quizá el Sr. Solana (¡que es físico titulado!) dijo lo de catorceavo [en lugar de decimocuarto, al tratarse de un ordinal] por asimilación con el ordinal octavo, que en este caso y en todos los terminados en ocho coincide con el ordinal correspondiente”. Mi discrepancia es mínima. Cierto es que no son equivalentes los partitivos o fraccionarios (los denominadores de las fracciones). Así 1/14 es “catorceavo” frente al 14º que es el “decimocuarto”. Pero 1/12 puede ser “doceavo o duodécimo”. Es decir, en algunos casos coincide el fraccionario y el ordinal. Por tanto, nada de enviar a la cárcel a nadie por admitir esas equivalencias.

Miguel Fraile Vicente vuelve a la cuestión no resuelta de los números ordinales. Dada la dificultad de expresarlos más allá del décimo, propone la fórmula de “número + cardinal”. Así, se diría “vivo en el piso número trece” o “edición número veintidós”. La única pega es que, buscando la sencillez, introducimos un nuevo circunloquio.

http://www.libertaddigital.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>