[*MiIT}– De la preservación de fotos y documentos importantes

30-01-15

Carlos M. Padrón

El artículo que copio abajo alerta sobre la posibilidad de perder fotos por falla —debido al tiempo de trabajo, que no es lo mismo que la edad— del disco duro donde se hayan guardado.

Ya he dicho que no me gusta la nube, en parte porque, en países donde internet va muy lento o falla del todo, se dificulta o imposibilita el acceso a ella, y en parte porque lo que yo ponga allí deja de ser mío, pues legalmente pertenece al propietario de esa nube.

Aparte esto, hay buenas prácticas para retrasar el momento en que podrían perderse las fotos u otros documentos importantes.

1. Apagar la PC en la noche. Hay quienes jamás la apagan, con lo cual los discos trabajan algo más de tiempo.

2. Respaldar en disco externo el contenido —o al menos lo valioso— que haya en los internos, y activar el externo sólo cuando se vaya a hacer el respaldo; de esta forma, su vida será más larga. Es algo que hago cada semana, y aunque las más de las personas que conozco no lo hacen nunca, ni siquiera con sus celulares, sí ponen el grito en el cielo cuando pierden algo por falla del disco donde lo tenían, o por una infección del sistema operativo (OS), en cuyo disco también tenían, imprudentemente, datos valiosos. En ese caso, como no respaldaron el OS ni los tales datos valiosos, sólo les queda resignarse a la pérdida de esos datos, formatear el disco y reinstalar el OS, con la consiguiente y muy larga tarea de volver a instalar los programas que tenían,… si es que conservaron su ejecutable —generalmente un .EXE— o saben dónde conseguirlo y pueden hacerlo.

~~~

27 ENE 2015

Ramón Peco 

¿Qué será de nuestras fotos digitales dentro de 10 años?

El fotógrafo estadounidense Levi Bettweiser reveló recientemente 31 carretes de fotografías de la Segunda Guerra Mundial que adquirió en una subasta.

A pesar de las décadas transcurridas, las imágenes permanecían en bastante buen estado. No son las únicas fotos que Bettweiser ha rescatado del olvido, pues en su proyecto Rescued Film difunde en internet fotos de carretes que le han sido donados.

Las extraordinarias imágenes de la fotógrafa anónima Vivian Maier, o las que guardaba la maleta mexicana de Robert Capa, han llegado hasta nosotros gracias a la perdurabilidad de la plata de los negativos. ¿Lograrán nuestras imágenes digitales sobrevivir dentro de 10, 20 o 50 años?

Al margen de si las guardamos en un disco duro o en la nube, no está nada claro que superen el paso del tiempo de la misma forma que las registradas en un negativo fotográfico.

En la exposición Data Recovery del fotógrafo Diego Collado, que estos días puede verse en la Escuela Blank Paper de Madrid, es posible comprobar que las fotos digitales pueden deteriorarse. Las imágenes que se pueden ver en la muestra provienen de tarjetas de memoria de segunda mano compradas por Collado.

Aunque sus propietarios originales pensaron que las imágenes que almacenaban en ellas desaparecieron al borrarlas, Collado las trajo de vuelta usando el programa que da título a la exposición.

Aunque en principio buscaba sólo recuperar fotos intactas por correo electrónico, Collado cuenta que “sucedió lo inesperado: una de las imágenes se recuperó parcialmente y el vacío resultante aparentaba ser rellenado con arbitrariedad. Éste es el momento que me lleva al orgasmo mental. Reconocer que el relleno no era arbitrario, sino subjetivo (…). Podemos comenzar a pedirle a los computadores y programas, respuestas que anteriormente habíamos considerado ser cuestión de opinión. Por ejemplo, qué color le va mejor al amarillo”.

La elección de las imágenes que realizó Collado no fue aleatoria, pues escogió aquéllas que “contenían un vacío en la porción crucial de la imagen, que permitiría, de otro modo, comprender exactamente qué ocurría en ellas, un vacío que permite a cada lector malinterpretar cada relato”, explica.

Pero ese vacío del que habla este creador puede llegar a ser total, pues muchas de las numerosas fotos y vídeos que hoy hacemos corren el riesgo de desintegrarse por completo.

¿Es segura la nube?

Hace unos meses, el servicio de copias de seguridad en la nube Backblaze intentaba responder a una pregunta que tiene difícil respuesta: ¿cuál es la vida útil de un disco duro? 

A partir de datos estadísticos y a las conclusiones de diversos estudios, entre ellos uno que realizó Google en 2007, se llegó a la conclusión de que la vida media de estos dispositivos de almacenamiento es de seis años. Eso no quiere decir que no haya discos que sigan funcionando durante mucho más tiempo, aunque en ningún caso su vida útil será comparable a la de soportes analógicos, como un disco de vinilo o una película fotográfica.

La mejor estrategia es realizar copias en dispositivos físicos y en la nube

Tampoco la nube parece un lugar completamente seguro para almacenar nuestros datos a largo plazo. El mayor cataclismo que en almacenamiento de datos en internet se ha dado hasta la fecha fue el del cierre de Megaupload. A pesar de que sus servidores se usaban en gran medida para compartir películas y series, muchos también los usaban para almacenar sus fotos en el servicio especializado Megapix. Todo ese material se perdió cuando el FBI clausuró el servicio.

Otros casos menores, pero también significativos, fueron los del cierre por causas económicas del espacio de almacenamiento Ubuntu One, o el del servicio de publicación de imágenes Fotopedia.

Pero la desaparición de un servicio de esa clase no es el único riesgo para los que lo usan. Aunque no es frecuente, en ocasiones también se producen fallos y se pierden datos. Flickr, por ejemplo, eliminó por error la cuenta de un usuario con 4.000 fotos. Algo similar sucedió con un número indeterminado de cuentas de Dropbox. Otro riesgo de la nube es que alguien pueda acceder a nuestra información sin nuestro consentimiento, como sucedió en el celebgate.

A pesar de todo, cada vez se confía más en internet como soporte para almacenar recuerdos. Tanto es así que se acaba de anunciar el lanzamiento de Narrative Clip 2, una pequeña cámara que se lleva adherida a la ropa y que capta una foto cada 30 segundos. Las imágenes tomadas con ella se pueden almacenar en un servicio online creado específicamente para este dispositivo.

La mejor estrategia para que nuestras imágenes digitales no terminen desapareciendo con el paso del tiempo es realizar copias de ellas en dispositivos físicos y en la nube. Incluso no está de más crear nuestra propia nube personal. Diversas marcas de dispositivos de almacenamiento ofrecen pequeños servidores domésticos para que podamos guardar y consultar, desde un computador, celular o tableta, nuestra información.

Entre los más interesantes están los de la empresa Synology, sobre todo por su software DiskStation Manager. Usándolo con modelos de esta marca destinados a un uso personal, como DiskStation DS115j, podemos prescindir, o al menos no depender completamente, de servicios online de almacenamiento privado.

Pero, además de almacenarlas digitalmente, lo que también resulta bastante seguro es obtener en papel copias de las fotos, al menos de las más importantes, y pegarlas en uno de esos álbumes que pasan de generación en generación.

A día de hoy ese sigue siendo el método más seguro para que una foto no se extravíe.

Fuente

2 Respuestas a “[*MiIT}– De la preservación de fotos y documentos importantes

  1. This is really a remarkable profecy 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *