[*Otros}– Maravillas que hacen de La Palma ‘La isla bonita’

02/05/2016

Guía Repsol

Es conocida como la Isla Bonita y sus paisajes son lo más parecido a un paraíso terrenal que se pueda imaginar.

Pero La Palma no es sólo un lugar para ver naturaleza o tumbarse al sol en playas de arena volcánica, en esta isla podemos vivir experiencias que pongan a prueba nuestra resistencia cardíaca. Rutas en bicicleta de montaña, circuitos en quad, senderos infinitos, submarinismo, piragua y hasta parapente son sólo algunas de las propuestas que la isla ofrece a los amantes del turismo activo.

¿Alguien quiere sentirse vivo en sus próximas vacaciones?

Por tierra… entre volcanes, coladas de lava y pinos

La Palma, el paraíso del senderismo, nos ofrece cientos de opciones para hacer piernas, en función de nuestras preferencias y preparación física. Una de las opciones más apetecibles es la Ruta de los Volcanes, de dificultad media-alta, que nos propone un recorrido por la parte más volcánica del Parque Natural de Cumbre Vieja para terminar en el mismo mar.

Los más deportistas, además, pueden ponerse a prueba en la Transvulcania, un auténtico ultramaratón de montaña para disfrutar de hacer ejercicio en un entorno único.

708 kilómetros atravesados por senderos de todo tipo: largos, cortos, locales; más duros, menos duros…Pero caminos que te llevan a rincones insólitos, únicos y espectaculares. Unos te llevan por zonas de tupida vegetación. Otros bajo pinares imponentes o por costas acantiladas. Los hay que te llevan a través de volcanes o, incluso, a través del “techo” de la isla. Y, por último, los que te adentran en una “caldera”. En La Palma todos los caminos llevan a ti

Por tierra… sobre dos ruedas

Recorrer la isla sobre dos ruedas es también una gran experiencia. Subidos en una bicicleta, viajando a nuestro ritmo y parando a disfrutar del entorno siempre que queramos, podemos rodar envueltos de una naturaleza única e intacta. Pinares, volcanes ya dormidos o coladas de lava son solo algunos de los tesoros que encontraremos a nuestro paso. La oferta de recorridos es muy amplia ya que La Palma ha inaugurado recientemente una red de rutas en bicicleta de montaña perfectamente señalizada.

Por tierra… sobre cuatro ruedas

Si buscamos propuestas más alternativas o no queremos cansarnos demasiado, podemos probar con los los buggies y los quads, dos tipos de vehículos a motor, de cuatro ruedas, preparados para circular por terrenos de montaña. Varias empresas de La Palma ofrecen estos vehículos en alquiler y con ellos podemos llegar a recónditas pistas donde conseguir impresionantes vistas de diversas partes de la Isla Bonita. Una forma divertida y diferente de conocer su naturaleza.

Por tierra… entre tirolinas

También en familia podemos soltar adrenalina. Una buena opción es visitar un parque multiaventura donde podremos descender por tirolinas en medio de los pinos canarios y respirando aire puro. Atravesar puentes colgantes, lanzarse con lianas o caminar sobre un tronco a casi 7 metros de altura nos permitirá vivir un emocionante contacto con la Naturaleza.

Los circuitos, además, están preparados para todas las edades (niños, a partir de 80cm. de altura), de forma que se convierte en una excursión perfecta para todos.

Bajo el mar… ¿qué habrá?

Si hemos descrito La Palma como el paraíso del senderismo, no podemos dejar de decir lo mismo en el líquido elemento. La Isla Bonita es ideal para el buceo y ofrece a los aficionados a esta práctica un hermoso mundo de veriles, cuevas, arcos, con la mejor compañía: viejas, meros, morenas…

Malpique en Fuencaliente, Dos Hermanas o La Bombilla en Tazacorte, Los Cancajos en Breña Baja o la Salemera en Villa de Mazo, son localizaciones idóneas para sumergirse.

Por mar… desde delfines hasta peces voladores

Si queremos disfrutar de las aguas que bañan La Palma pero no nos atrevemos con el buceo, existen otras opciones. Desde el Puerto de Tazacorte salen barcos que organizan bonitas excursiones a lo largo de la costa de Tijarafe.

En algunos casos, la ruta incluye la entrada a la Cueva Bonita, una espectacular cavidad volcánica horadada por el mar, su nombre lo dice todo. Las olas, el suave viento, los cetáceos y los peces serán nuestra escolta.

Por mar… en piragua

Otra agradable forma de conocer la costa de La Palma es por medio de piraguas, para las que hay que tener algo de forma física.

Fuencaliente o Tazacorte suelen ser las ubicaciones habituales para practicar esta actividad. Desde allí se pueden hacer cómodos paseos por una de las reservas marinas más importantes de Canarias. La piragua nos permite disfrutar de unas vistas que no se consiguen desde embarcaciones más grandes, ya que podemos adentrarnos en las innumerables cuevas de la costa y ver de cerca el escarpado litoral.

Por aire… espectáculo de estrellas

La Palma es un gran referente en astronomía. No es de extrañar ya que basta con elevar la vista al cielo cuando cae la noche para descubrir por qué. Si queremos comprobarlo en su máximo esplendor, la isla nos ofrece una amplia red de miradores astronómicos donde conseguir espectaculares vistas. Llanos del Jable en El Paso, Miraflores en Puntagorda o La Muralla en Tijarafe, son buenos ejemplos de ello.

Por aire… como Ícaro, surca los cielos

Además de ser un paraíso para amantes del senderismo y el submarinismo, esta isla también es un lugar predilecto para los amantes del parapente.

Las condiciones climatológicas y de viento en la isla hacen posible que el parapente sea una actividad a destacar en ella. Los Campanarios en El Paso o Risco de la Concepción en Breña Alta son algunos de los lugares de despegue más emblemáticos. Despliega las alas y sobrevuela una Isla Bonita.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *