[Mi IT}– Servicio técnico a celulares. España vs. Venezuela

10-10-2016

Carlos M. Padrón

En noviembre de 2015 quise comprar en Amazon un smartphone Lenovo K3 Note que debería ser enviado a una casa particular de Plastaforma (aka Florida) desde donde alguien me lo traería de mano a Caracas.

Y digo que “quise” porque, por primera vez en años , los de Amazon, por error o adrede, en vez de enviarme un Lenovo K3 Note me enviaron uno Lenovo K50-T5 que, además de que no trabaja en Venezuela con la frecuencia que usa Movilnet, trajo mucho bloatware, en chino la mayoría; su launcher, llamado VIBE, no funcionaba bien; etc. Habida cuenta de que también presentaba algunos otros detalles físicos, creo que me enviaron un aparato usado que no pude devolver porque cuando llegó a mis manos ya había expirado el plazo para devoluciones.

Como ese smartphone me costó $152 no era cosa de botarlo a la basura, así que decidí ponerlo en manos de un técnico para que

  • Le hiciera rooting para que yo pudiera eliminarle todo el bloatware
  • Le instalara un Adroid puro (nativo) versión 5.0, 5.1 ó 6.0
  • Le instalara Google Play.

Y a tal fin, en enero/2016 mandé un e-mail a todos los casi 200 conocidos que, según creo, viven en Caracas, pidiéndoles por favor que, si sabían de algún técnico que hiciera eso, me lo dijeran.

Apenas contestaron unos seis (a los que, ahora desde aquí, vuelvo a darles las gracias): cuatro para decirme que no tenían ni idea; uno para sugerirme que tal vez un compañero suyo de trabajo podría echarme una mano si yo le llevaba el smarthone para que él lo examinara; y otro para decirme que sí conocía a alguien que podía hacer ese trabajo.

Entregué mi Lenovo a este último que, lamentablemente, nada de lo pedido pudo hacer. Al devolvérmelo me dijo que el teléfono le había dado mucha lata y que sólo pudo instalarle un Android 4.4 en español, y un IMEI genérico que, tal vez, podría ser ilegal. No entiendo por qué tuvo que cambiarle el Android, y mucho menos entiendo por qué tuvo que meterse con el IMEI. Pero, en fin, eso fue lo que ocurrió.

Llevé entonces el teléfono al técnico del taller donde por cosas muy simples, como poner un protector de pantalla, he ido hace años, y éste me lo devolvió a los tres días con la pantalla estropeada y sin querer aceptar responsabilidad alguna por ese daño. Ergo: no iré más a ese taller.

Usando el mismo procedimiento que usé para comprar el teléfono, por Amazon compré en $46 una pantalla nueva para el Lenovo K50 T5. Al recibirla decidí que cuando fuera al otro lado del charco podría tratar de que allá dejaran OK el celular, así que hice averiguaciones y, con ayuda de un amigo que vive en España, ubiqué en Galicia (España) un taller que se dice agente oficicial de Lenovo. Cuando por e-mail les conté lo que yo quería, me respondieron con esta cotización:

clip_image001

Monto al que, por concepto de gastos de envío, habría que añadir por lo menos 20 euros más, para un total de 167 euros que serían unos 187 dólares. Habida cuenta de que el Lenovo me había costado 152 dólares, no tenía sentido aceptar la cotización de los gallegos.

Pero he de decir que, si bien yo no necesitaba ni necesito ese celular Lenovo, mi aversión a botar algo que pueda servir fue lo que me llevó a comprar la pantalla nueva y lo que me decidió a hacer otro tipo de búsqueda de técnicos que en Caracas pudieran arreglar smartphones Lenovo, una búsqueda que ahora, aunque tuviera que salir de mi casa, sería en persona, nada de por e-mail, y que, en caso de tener éxito, sabía que me costaría dinero.

Visité todas las tiendas de reparación de celulares que hay en los dos centros comerciales (C/C) mayores y cercanos a mi casa, que son Galerías Prados del Este, y CCCT. Era casi gracioso ver cómo los supuestos técnicos “arrugaban” apenas leían la palabra Lenovo en el escrito que yo les daba indicando lo que quería que le hicieran a mi teléfono, y me devolvían el papel acompañado de un rotundo NO.

Caí en cuenta de que en este área supuestamente técnica hay una enorme cantidad de piratas y jóvenes empíricos que han visto algo en internet y se han vuelto buenos para tirar flechas a ver si pegan alguna.

Por fin, uno de una tienda del CCCT fue más colaborador y me dijo que tal vez, sin garantizar nada, él podría instalar la pantalla, pero no lo otro, porque para el IMEI había que tener una “caja” especial que él no tenía. A mi pregunta de si sabía quién la tenía contestó que sí, que la tenían en City Market, en Sabana Grande.

Aunque parezca mentira, en 2001 estuve por última vez en Sabana Grande —la emblemática avenida que por años fuera centro neurálgico comercial de Caracas, pero que desde hace mucho es “territorio comanche”—, y por eso creí que City Market era una tienda, pero no, es un centro comercial en el que hay casi media docena de tiendas que se anuncian como lugares de reparación de celulares.

Acompañado por Chepina, mi mujer, que si está mucho más al día que yo en lo referente a la “sociotopografía” de la Caracas de hoy, un sábado nos fuimos a Sabana Grande, entramos en lo que creímos que era el C/C City Market, pregunté al vigilante portero cuál era, en su opinión, la mejor tienda para reparación de celulares, y fui a la que el buen señor, muy amable, me dijo cómo llegar.

Para no alargar el cuento con detalles irrelevantes, ocurrió que no habíamos entrado en el C/C City Market sino en el C/C Sabana Grande, pero tuve suerte porque, aún sin saber de esta nuestra equivocación, al técnico de la tienda que el vigilante me recomendó le dejé mi celular, y una semana después me lo entrego con

  1. Su pantalla nueva fucionando
  2. Un Android 5.0 en inglés
  3. Su IMEI legal
  4. “Ruteado” (en su argot significa que le hizo rooting)
  5. Un Play Store

y, lo más importante, operando OK. Sólo me queda terminar de eliminarle el bloatware, y en eso estoy aunque no es nada urgente.

El lector se preguntará que tiene esto que ver con lo de España vs. Venezuela. Pues sí, tiene que ver porque esas cinco operaciones que a mi teléfono le hizo el técnico del C/C Sabana Grande me costaron 60.000 bolívares, que a día de hoy son 49 euros. Y aunque, como ya dije, no era cuestión de dinero sino de principios, con respecto al presupuesto gallego no sólo me ahorré 118 euros (Spain is different!) sino que, al recibir el teléfono ya reparado, pude comprobar, estando presente el técnico, que todo estaba OK, cosa que no habría podido yo hacer de haber usado a los gallegos.

Lo hecho no se entiende si no se toma en cuenta que, para mí, este caso de mi Lenovo era más una cuestión de rescatar algo útil y no de cuánto dinero costaría el rescate, pues no sólo es éste el celular por el que más dinero he pagado, sino que no es mejor que el ECOO E04 o que el OUKITEL K6000 PRO que ya tengo (ver aquí las características de ambos) y no es el que usaré en un futuro salvo una emergencia, pero —y esto es lo que me importa— no tuve que botarlo o usarlo como pisapapeles, sino que quedará de backup o para ayudar a alguien, como he hecho con otros que he tenido.

A beneficio de los que en enero/2016 recibieron mi e-mail de petición de ayuda, los que contestaron y los que no, aquí van los datos de quien se anuncia como técnico en todas las marcas de celulares, lo cual no sé si es cierto o no, pero sí sé que arregló mi smartphone Lenovo K50 T5:

Nombre: Wilbin Blanco.
Dirección: Taller Neutrón. C/C Sabana Grande, Nivel boulevard, Local MTB19; Tfno. 761.4132. E-mail: neutronelectronic2161@gmail.com

En conclusión, y como ya dije arriba: 1) No iré más al taller cuyo técnico de turno estropeó la pantalla del Lenovo K50 T5 y, 2) No volveré a comprar un celular Lenovo.

9 Respuestas a “[Mi IT}– Servicio técnico a celulares. España vs. Venezuela

  1. Antonio Lalaguna

    Excelente el dato Carlos; te lo agradezco de verdad. Yo tuve un problema con un BLU y lo resolví por carambola. Por si te sucede, se me quedó negro y no había forma. Solución: le quite lo de brillo automático y le puse máximo brillo. Al final mi mujer disfruta un equipo que me costó $150 y yo tuve que comprar otro de $60 que estaba en oferta.

  2. Antonio, lo del brillo de la pantalla parece ser un problema muy común, pues internet está lleno de quejas al respecto. Uno de mis celulares se vuelve loquito cuando le activo el brillo automático, y, en vez de llevarlo al máximo, como hiciste tú (pues eso gasta más batería), me puse a hacer pruebas y conseguí un punto intermedio en que ya va bien.

  3. Gracias, Carlos, por el dato y, una vez más, por el celular que me diste.

  4. What a story!
    I can almost, as Obama said, feel your pain bro!
    You don’t seem to be a happy overseas Amazon customer; don’t feel bad, there are a million stories cases like yours.
    A procedure we engage with our Venezuelan friends and relatives to avoid that kind of lock-out from third parties. Get someone, reliable, in the US, transact the purchase with him/er until totally satisfied.
    Then, get the article via someone traveling or courier.
    In our long experience Amazon US has the greatest complaint and resolution record.
    Sorry you had to go through —or thru— that.

    LENOVO! iPhone? Dios te castigó. 🙂

  5. My dear: I have close relatives in the US, and I always ask Amazon to ship the merchandise to one of those relatives’ house, but no one but me can decide if I like a cellphone! Lesson learned: no more Lenovo cellphones and no more cellphones from Amazon because even if Amazon can deliver faster than a Chinese provider, the latter is cheaper.

  6. Alejandro Jimeno

    Carlos, gracias por la información. Llevé mi S4 a una tienda en Las Américas y salió peor; querían cambiarle la tarjeta lógica.
    Si lo requiero de nuevo usaré el tuyo.

  7. Excelente artículo. Lo reenviaremos.

    Gracias y saludos.

  8. Buenas noches, Carlos.

    Agradecemos infinitamente tus excelentes palabras sobre la tienda y, en concreto, sobre nuestro técnico. Intentamos mantener nuestro objetivo de excelencia con el mejor equipo técnico. También aprovecho para decirte que cuentas con los mismos servicios que en España y la misma profesionalidad.

    Un saludo,
    Gregory Arévalo, Director Neutron.

  9. Wilvin Blanco

    Buenas, Sr. Carlos, Agradecido por su comentario, y estamos a la orden para lo que necesite usted, al igual que sus familiares y amigos, de lunes a sábado desde las 10 a.m. hasta las 6 p.m.

    Un cordial saludo,
    Wilvin Blanco
    Técnico especializado en celulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *