[CT}– Un reactor experimental de fusión sorprende a los científicos

05/12/2016

Los científicos trabajan desde hace décadas en construir un reactor de fusión capaz de desencadenar en su interior reacciones nucleares parecidas a las que ocurren dentro de las estrellas.

En el futuro podrían producir increíbles cantidades de energía limpia. Pero uno de los problemas insalvables de esta tecnología surge porque hacerlo requiere mantener plasma (gas caliente y cargado) en temperaturas tan elevadas que la única forma de confinarlo en un recipiente es «atarlo» a un campo magnético.

Para esto, hay fundamentalmente dos soluciones: los tokamak, que consisten en una cámara con forma de toroide, o sea, de donut, y representados entre otros por el gran proyecto ITER; y los stellarator, unos dispositivos en los que varias bobinas crean un campo magnético.

Recientemente, se ha presentado el que es, hasta ahora, el diseño de stellarator más prometedor. Tal como se ha publicado en Nature Communications, los investigadores han conseguido que el stellarator Wendelstein 7-X (W7-X), el mayor y más sofisticado del mundo, produzca campos magnéticos de alta calidad con una precisión sin precedentes, tal como ha informado Phys.org.

«Hemos confirmado que la jaula magnética que hemos construido funciona tal como ha sido diseñada», ha explicado Sam Lazerson, primer autor del estudio y científico en el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE).

Trabajos junto al reactor W7-X- Max-Planck-Institut für Plasmaphysik, Tino Schulz

La investigación ha sido realizada por científicos del DOE, del Laboratorio de Plasmas de Princeton (también en Estados Unidos) y por investigadores del Instituto Max Planck de Física de Plasma en Greifswald (Alemania), y ha contado con la colaboración de institutos de investigación de vanguardia.

Tal como han concluido, el W7-X logra crear campos magnéticos con un margen de error de menos de una parte entre 100.000, lo que es un gran paso en la tarea de demostrar que los stellarators son diseños adecuados para crear reactores de fusión prácticos.

Para medir los campos magnéticos, los investigadores lanzaron corrientes de electrones por las líneas del campo. Por medio de una técnica de fluorescencia, consiguieron que la estructura magnética creada brillara. Los autores aseguran que los resultados muestran una fidelidad muy alta en la construcción del complejo diseño del campo. «Por lo que sabemos, esta fidelidad no tiene precedentes», han escrito los investigadores en su artículo.

El W7-X es el stellarator más avanzado, pero esta idea surgió en los años cincuenta. En general han sido apartados por los modelos toroidales, que suelen ser más sencillos y eficaces, pero recientes avances han hecho volver la atención hasta los primeros.

Con todo, será cuestión de décadas que las investigaciones decidan si los tokamak o los stellarators pueden permitir crear un reactor de fusión que pueda aprovechar la Humanidad.

«Esta tarea acaba de comenzar», han dicho los investigadores de este estudio. Durante los últimos 60 años de investigación en plasmas y reactores las evidencias han indicado una y otra vez que la meta está muy lejos.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *