[Cur}– La mitad de la gente recuerda hechos que nunca ocurrieron

28/12/2016

Alrededor del 50% de nosotros somos susceptibles de creer que hemos vivido acontecimientos que jamás sucedieron.

Según una investigación realizada por el Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick (Reino Unido).

El estudio sobre recuerdos falsos realizado por el equipo de la doctora Kimberley Wade, en el que participaron más de 400 personas, demuestra que si a un grupo de individuos se le habla de un acontecimiento completamente ficticio de su vida y repetidamente imagina que ese hecho sucedió, casi la mitad de ellos aceptarían que lo vivieron.

Los participantes en esa investigación llegaron a recordar hechos falsos, como un paseo en globo durante su niñez, una jugarreta a un maestro, o un incidente en una boda familiar. A un 30% les pareció «recordar» el evento, incluso elaboraron una explicación sobre cómo ocurrió e incluso describieron imágenes del momento, mientras que un 23% aceptaron en algún grado el hecho falso sugerido y creían que realmente sucedió.

¿Cómo distinguirlos?

Los investigadores de la Universidad de Warwick concluyen que puede ser muy difícil distinguir cuándo una persona está recordando acontecimientos que realmente pasaron y cuándo éstos son falsos recuerdos. Los resultados de este estudio plantean preguntas sobre la autenticidad de los testimonios de investigaciones forenses, audiencias o tratamientos de terapia.

Sugiere, además, que parte de la memoria colectiva de un grupo de personas o de la sociedad podría ser incorrecta, debido por ejemplo a informaciones erróneas en las noticias, lo que tiene un efecto sorprendente en las percepciones y el comportamiento de las personas.

«El descubrimiento de que una gran parte de las personas son propensas a desarrollar creencias falsas es importante», subraya Kimberley Wade, porque «sabemos de otras investigaciones que distorsionar los recuerdos puede influir en los comportamientos, las intenciones y las actitudes de la gente».

Los investigadores señalan que hay muchos factores que influyen en la creación de recuerdos incorrectos y reconocen que aún no entienden completamente cómo interactúan todos esos factores. «Los estudios a gran escala, como nuestro mega-análisis nos sitúan un poco más cerca», considera Wade.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *