[Hum}– De judíos: Viaje en avioneta

Un judío que le ha prometido a su hija un viaje en avioneta como regalo de cumpleaños, está negociando con un piloto acrobático:

—¿Cuánto me cobra por dar un paseo de una hora?

—Quinientos pesos.

—¡Uf!, eso es mucho dinero, ¿Y si sólo es media hora?

—Por media hora, doscientos cincuenta.

—¿Doscientos cincuenta? ¿no tiene nada más barato?

—Pues mire, podemos hacer un trato. Si usted se sube a la avioneta y es capaz de estar completamente callado durante todo el vuelo, no le cobro ni un peso.

—¡Trato hecho!

Suben los tres. y el piloto empieza a hacer piruetas, rizos, caídas en picada, el avión boca arriba, boca abajo, tirabuzones … y el judío mudo. Por fin se cansa el piloto y aterriza.

—Oiga, ¡me tiene usted asombrado! Mire que hice cosas peligrosas con la avioneta, pero usted no pronunció ni una palabra.

—Si , quiere que le diga la verdad, casi estuve a punto de gritar cuando se cayó mi hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *