[Cur}– El pene más grande del mundo supone una «maldición sexual» para su dueño

28/01/2017

La obsesión por el tamaño de su pene suele afectar a muchos hombres.

Y parece presidir la existencia del mexicano Roberto Esquivel Cabrera, cuyo miembro viril alcanza los 48 centímetros y le impide hacer vida normal y practicar sexo.

No obstante, el apodado como el «Centauro» se niega a que le sometan a una operación para reducirle el pene. Para él las prioridades en la vida son otras: «Prefiero ser famoso a tener vida sexual».

El hombre de 54 años, oriundo de Saltillo (México), es en esencia un discapacitado debido a esta anomalía. El hombre se desplaza con dificultad y tuvo que dejar de trabajar a consecuencia de la macrofalosomía que padece. Se considera ésta cuando el pene mide más de 22 centímetros en erección (3% de los hombres), dimensión que excede el tamaño promedio que es de entre 12 a 17 centímetros y aparece en el 75% de la población masculina. En la mayoría de casos, esta gran longitud supone una maldición sexual para los afectados.

Al mexicano, no obstante, se le ha negado el récord mundial en El Libro de los Récords Guinness, que hoy ostenta Jonah Falcon, un actor useñoo cuyo miembro viril mide 24,1 cm en reposo y 34,3 cm en erección. Lo del mexicano se debe a que, según el médico psiquiatra al cual visitó, Roberto Esquivel Cabrera modificó su cuerpo para lograr este tamaño anormal.

«Quiero mudarme a los Estados Unidos y triunfar como actor de películas. Aquí no vivo libremente», confesó en el documental de YouTube que ha dado a conocer su caso.

Pero, además, se enfrenta al desafío de encontrar la vestimenta adecuada para poder disimular sus dimensiones. «Vivo vendado, así me siento más cómodo», dijo Cabrera.

Con todo, el ‘Centauro’ se niega a ser tratado por especialistas, que le recomiendan una reducción para desarrollar una vida sin complicaciones. Cabrera lo descarta por concepciones culturales. «Estoy feliz con mi pene, no me gustaría achicarlo, sólo quiero que me reconozcan como tal».

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *