[Hum}– Ejemplo de puntualidad usual

El jefe regaña al empleado recién contratado que llega tarde el primer día de trabajo:

“López, ¡usted debería haber estado aquí a las nueve!”

“¿Por qué? ¿qué pasó? ¿me he perdido algo divertido?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *