[Cur}– Insectos robóticos capaces de polinizar para combatir la crisis de las abejas

10/02/2017

Existen en la actualidad numerosos proyectos relacionados con los vehículos aéreos no tripulados, los conocidos como drones.

Desde servicios para vigilancia en catástrofes hasta apoyo en construcciones, son útiles en la vida real. Hay otros, sin embargo, que se encuentran en una fase piloto, como el empleo de repartidores autónomos. Uno de los más curiosos viene de Japón, un dispositivo capaz de polinizar como si se tratase de una abeja.

El Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología Industrial (AIST) de Japón ha desvelado un proyecto para utilizar drones como sistemas artificiales de polinización en los cultivos. Para ello, los investigadores tomaron drones comerciales de bajo coste y los recubrieron con un gel especial que se adhiere perfectamente al material y que está pensado para atraer y transportar el polen de flor en flor como si se tratase de una abeja.

El objetivo de esta investigación es proponer una solución para resolver los problemas provocado por la reducción de la población de este insecto necesario para la reproducción vegetal y que influye en alimentos consumidos por los seres humanos. Una situación preocupante que ha alertado ya desde hace tiempo a organizaciones medioambientales por las graves consecuencias que podría provocar que las abejas se extinguieran.

Los investigadores creen que este invento puede ofrecer una «solución parcial» a la crisis de las abejas. Por ahora se está trabajando en implementar sistemas basados en Inteligencia Artificial y la geolocalización para que los drones sean capaces de moverse de manera autónoma.

«Los hallazgos, que podrán aplicarse en la agricultura y la robótica, podrían desarrollar polinizadores artificiales y ayudar a contrarrestar los problemas causados por la disminución de las poblaciones de abejas», señala Eijiro Miyako, del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología Industrial, en declaraciones a AFP.

En 2007, Miyako ya empezó a experimentar con líquidos especiales que podrían ser utilizados como conductores eléctricos.

Posteriormente, se experimentó con moscas y hormigas, aplicándoles un gel para analizar de qué manera podía recoger el polen de los tulipanes, con resultados satisfactorios. «Creemos que los polinizadores robóticos podrían ser entrenados para aprender los caminos de polinización utilizando sistemas de posicionamiento global e inteligencia artificial», sostiene este experto.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *