[IT}– Adiós al ion-litio de siempre: esta nueva batería de origen portugués dura más y es más segura

03/03/2017

Bruno Toledano

John Goodenough es un desconocido al que le debemos mucho.

Éste, un ingeniero de 94 años, es el padre de las baterías de ion-litio, esas que ahora mismo dan vida a computadores portátiles, smartphones y un montón de dispositivos más. Y, pese a su utilidad, muchos nos quejamos de que no duran lo suficiente.

Menos mal que Maria Helena Braga, una investigadora de la Universidad de Oporto, dio hace dos años con una tecnología que podría solucionar esto. Poco después, Goodenough se sumó al proyecto y se llevó a Braga y su investigación al Colegio de Ingenieros Cockrell de la Universidad de Texas. Esta semana, han publicado sus avances, y resulta que han conseguido crear una nueva batería sólida que es más segura, más densa y hasta más barata de producir.

Esto es sobre el papel, por supuesto. Como con todas las investigaciones que aseguran tener una nueva solución a los celulares que no duran ni 24 horas encendidos, hay que tomar sus avances ‘cum grano salis’. Sin embargo, que el padre de las baterías moderna echara un capote a Braga ayuda a confiar en su viabilidad.

Las nuevas baterías son una innovación en tanto que utilizan electrolitos cristalizados que se mueven del polo negativo al positivo de la batería para generar la energía. Las baterías actuales usan electrolitos líquidos, los cuales tienen muchas limitaciones y son peligrosas. Si se generan muchos residuos en el movimiento de los electrolitos, se pueden producir cortocircuitos y, en consecuencia, explosiones.

A su vez, se ha utilizado nuevo ánodo de metales alcalinos, algo que no se puede hacer con las baterías actuales, para aumentar la densidad y así poder almacenar más energía. Esto se traduciría en un almacenamiento mayor (baterías que duran más horas) y que es también más seguro.

Queda por ver si la tecnología se puede producir en masa, pero dado que los componentes usados en estas nuevas baterías no son mucho más caros (el sodio que usan para el litio podría sacarse del agua del mar, aseguran), podría caber la posibilidad de que haya por fin un avance en este terreno.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *