[IT}– La mayoría de usuarios de Android siguen teniendo celulares desactualizados

08/03/2017

Android es el sistema operativo más usado, y está en más del 84% de teléfonos del mundo.

Sin embargo, tiene un gran problema: está fragmentado, o, en otras palabras, tiene muchas versiones anticuadas que todavía se utilizan en muchos de esos teléfonos.

Según las cifras oficiales de Google para el mes de marzo, Nougat apenas tiene un 2,8% de la cuota de mercado entre las versiones 7.0 y 7.1 de Android. La versión más actualizada es la lanzada en 2015, Android 6.0 (Marshmallow), que por sí sola acumula un 31,3% del total de teléfonos bajo el sistema de Google.

Aún así, si se suman todas las versiones de Lollipop, el porcentaje es superior, con un 32,5% entre las versiones 5.0 y 5.1. Para rizar aún más el rizo, un 20,8% de los usuarios sigue utilizando Android 4.4, que se lanzó en 2014 y hace tiempo que ha sido abandonado.

Por fortuna, esta cifra es el doble que el mes pasado, cuando Android 7.0 rondaba el 1,2%. Esto se debe, principalmente, a que muchas compañías actualizan sus dispositivos con calma, meses después del lanzamiento oficial de una nueva versión. En el caso de Nougat, su lanzamiento fue en octubre de 2016.

Al margen de los problemas que esto acarrea a Android como sistema operativo, pues la fama de que nunca se tiene la última versión ya la tiene y eso le perjudica mucho en comparación con Apple (que actualiza sus teléfonos a la vez); tener un dispositivo con un sistema operativo viejo es un gran problema de seguridad.

Google lanza actualizaciones de seguridad todos los meses para sus dispositivos, pero las teleoperadoras que tienen terminales subvencionados o las compañías que no quieren trabajar en teléfonos que ellos consideran anticuados no siempre las adaptan todos sus teléfonos. Así, muchos millones de personas viven con teléfonos que no están protegidos contra nuevos ataques.

Como se ha demostrado esta misma semana con las filtraciones de WikiLeaks, tener acceso a dispositivos de todo tipo es algo sencillo para las agencias gubernamentales de gobiernos poderosos. Y aunque tener un celular actualizado no siempre salva de ello, sí reduce las probabilidades de que alguien se cuele en nuestros dispositivos con facilidad.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *