[IT}– Dos espías y dos cibercriminales rusos, acusados por EE.UU. del «hackeo» a Yahoo

15/03/2017

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha anunciado este miércoles sobre quién recae la responsabilidad del «hackeo» a Yahoo.

El Gobierno estadounidense ha acusado a dos espías rusos del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) y a dos «hackers». Todos ellos fueron contratados supuestamente por el Kremlin para robar en 2014 datos de 500 millones de usuarios de la empresa tecnológica Yahoo.

El FBI y el Departamento de Justicia han anunciado la decisión en una rueda de prensa este miércoles, en lo que supone la primera vez que el Gobierno de EE.UU. presenta cargos por ataques cibernéticos contra funcionarios del Kremlin.

El objetivo del ataque fue robar datos para espiar a periodistas rusos y funcionarios del Gobierno estadounidense y del propio Ejecutivo ruso.

«Los acusados atacaron las cuentas en Yahoo de funcionarios del Gobierno ruso y estadounidense, incluyendo personal dedicado a la seguridad cibernética, personal diplomático y militar», ha dicho en una rueda de prensa una de las responsables de la investigación en el Departamento de Justicia, Mary McCord.

Dmitri Dokouchaïev y Igor Souchtchine eran, según las autoridades estadounidenses, los espías encargados de transmitir la información necesaria a los cibercriminales para que perpetraran el ataque. «Ambos funcionarios del FSB, protegieron, dirigieron, facilitaron y pagaron a los piratas informáticos para que recopilaran información a través de intrusiones informáticas en Estados Unidos y otros lugares», ha relatado McCord.

Además, los «hackers» son viejos conocido de la justicia de EE.UU.: Alexeï Belan, más conocido como «Magg», que ya estaba en la lista de los más piratas cibernéticos más buscados tras varias condenas por delitos similares en el año 2012 y 2013; y Karim Baratov, que tiene doble nacionalidad canadiense y kazajo, y fue arrestado el martes en Canadá.

Alexeï Belan, según la responsable del Departamento de Justicia, llegó a acceder a 30 millones de cuentas de Yahoo y trataba específicamente de conseguir información financiera de los usuarios, como números de tarjetas de crédito, para poder obtener un beneficio monetario de su crimen.

El mayor asalto informático

Yahoo reconoció a finales del pasado año que fue víctima de dos robos masivos de información en 2013 y 2014 que afectaron a unos 1.500 millones de usuarios.

Ese reconocimiento llegó después de acordar su venta a Verizon, una operación de 4.800 millones de dólares que quedó en entredicho a raíz de los «hackeos» aunque esta semana, la compañía instó a sus accionistas a que aceptasen la oferta, a pesar del recorte de 350 millones de dólares-

Verizon acordó en julio de 2016 la compra de una parte de Yahoo que incluye el negocio publicitario, las páginas web, las aplicaciones móviles y los correos electrónicos.

Fuera del acuerdo quedaron las participaciones de Yahoo en el grupo chino de comercio electrónico Alibaba Group y en Yahoo Japón, que pasará a llamarse Altaba y liderará Thomas McInerney, actual director del consejo.

La transacción se espera que quede cerrada en abril y la consejera delegada saliente de Yahoo, Marissa Mayer, permanecerá en el cargo hasta el cierre de la operación, tras lo que la ejecutiva abandonará la empresa y cobrará una indemnización de 23,01 millones de dólares (21,5 millones de euros), según informó la multinacional a la Comisión de Valores de EE.UU.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *