Archivos de la categoría Humor

[Hum}– Física avanzada

—¿Sabes la carga del electrón? —Negativo. —¿Y la del protón? —Tampoco. Cortesía de Charo Bodega

[Hum}– Nombre y origen

—Hola, ¿cómo te llamas? —María de Los Ángeles, ¿y tú? —Daniel de Nueva York. Cortesía de Charo Bodega

[Hum}– Diálogo entre impresoras

¿Qué le dice una impresora a otra? “¿Esta copia es tuya o es impresión mía?” Cortesía de Charo Bodega

[Hum}– Violinista

—¿Ha visto usted como toca mi hijo el violín? ¿Qué le parece su ejecución? —Hombre, ejecutarlo me parece excesivo, pero dos guantazos sí que le daría yo. Cortesía de Charo Bodega

[Hum}– Bilingüe

—Venía por la oferta de trabajo. —¿Habla usted inglés? —Sí señor. —¿Nivel? —Level. Cortesía de Charo Bodega

[Hum}—La primera vez

—¿Qué tal? ¿Nervioso? —Sí, un poco. —¿Es tu primera vez? —No, ya había estado nervioso antes. Cortesía de Charo Bodega

[Hum}– Cumplido

—Usted parece ser más inteligente que el promedio de hombres de su clase social—, le dijo el abogado, durante el juicio, a un testigo al que estaba interrogando. —Gracias— repuso el testigo—. Si yo no estuviera bajo juramento, le regresaría el cumplido.

[Hum}– Estornudo inoportuno

Un viejito iba por la calle cantando una canción cuando, de pronto, al estornudar se le cayó la dentadura, y un borrachito que, recostado en la pared lo había estado observando mientras se le acercaba, le dijo: —¡Oiga, se le cayó el cassette!

[Hum}– De judíos: Nota necrológica

Un judío va al periódico a poner un anuncio de la muerte de su esposa. Llega y le dice a la joven que lo atiende: —Quisiera poner un anuncio de defunción de mi esposa. —¡Muy bien! ¿Qué va a decir? —”Murió Ana”. —¿Sólo eso? —Sólo eso. —Señor, ¿cómo va a poner “Murió Ana”? Un mensaje tan escueto, ¡es el aviso fúnebre de su señora esposa! —Pero es que no pu

[Hum}– De judíos: Nota necrológica

Un judío hablando a su hijo: —Este reloj perteneció a al tatarabuelo de mi tatarabuelo, pasó luego a manos de mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a mí y ahora quiero que pase a ti, ¡te lo vendo!

[Hum}– El toro argentino

Un campesino argentino tenía un toro reproductor, el mejor toro de la región. Ese toro era su único patrimonio y su sustento. Los estancieros locales descubrieron que el tal toro era el mejor reproductor de la zona, y comenzaron a alquilarlo para cruzar sus vacas, comprobando que de esa cruza salían los mejores becerros. Además era rendidor y rápido: no perdonaba a ninguna vaca que le pasara cerca, y parecí

[Hum}– Del ‘amor’ entre argentinos y gallegos: El sofá.

Manolo le pidió ayuda a su vecino Paco para mover un sofá que se había atorado en la puerta de su casa. Paco se puso por un extremo del sofá, y Manolo por el extremo opuesto. Forcejearon un buen rato hasta que quedaron exhaustos, pero el sofá no se movió. —Olvídalo, Paco, ¡jamás podremos meter esto! Paco miró muy serio a Manolo y exclamó: —¡Ahh! ¿era meterlo?

[Hum}– Mudez de media hora

Llega corriendo el marido a la cocina, donde se encuentra su esposa, y le dice: —¡Mi amor, mi amor, hace media hora que tu mamá se cayó de la azotea! La esposa, muy alarmada, le recrimina: —¿¡Y ahora me lo dices!? —Es que a causa de la risa, ahora es que pude hablar.

[Hum}– Omnipresencia

Las suegras se inventaron porque el diablo no podía estar en todas partes.

[Hum}– Técnica infalible contra la embriaguez

Un hombre entra en un bar y pide un whisky. Minutos después de haber tomado otro, el camarero observa que el hombre, al mismo tiempo que bebe, introduce su mano en el bolsillo y saca algo, lo observa y, acto seguido, lo vuelve a guardar en su bolsillo. Y repite esto varias veces a medida que bebe. Cuando ya no puede aguantar la curiosidad, el camarero se acerca al hombre y le pregunta: —¿Podría decirme que

[Hum}– Trato con la suegra

Se encuentran dos amigos y le pregunta uno al otro: – Oye, Juancho, ¿cómo te va con tu suegra?. A lo que Pepe responde: – Pues te cuento, ¡me trata como a un dios!. Juancho pregunta: – ¡Eres el primero a quien oigo hablar tan bien de su suegra! Y ¿cómo es eso de que te trata como a un dios?. Y Pepe le explica: – Sí, me trata como a un dios: ¡sabe que existo, pero no me puede v

[Hum}– Como vivir los últimos días

—De acuerdo a los estudios realizados, le quedan siete días de vida. —Doctor, ¿Qué puedo hacer? —Vaya a vivir con su suegra y le resultarán una eternidad.