Archivos de la categoría Humor

[Hum}– Método del gato para determinar la clase de abogado

Coloque un gato sobre el escritorio donde esté el abogado, y, * Si el gato sale corriendo, ese abogado es un perro. * Si el gato se lanza sobre el abogado, es porque ese abogado es una rata. * Si el gato se queda quieto, usted puede medio confiar en ese abogado.

[Hum}– Ingenieros

Todos los ingenieros adoran la serie y las películas de STAR TREK, y las han visto unas cuantas docenas de veces cada una por lo menos. Para ellos son un pequeño milagro, ya que los ingenieros a bordo del “USS Enterprise” tienen categoría de héroes y a veces incluso llegan a tener relaciones sexuales con alienígenas, los cual es mucho más interesante y sensual que la vida cotidiana de un ingeniero

[Hum}– Ocurrió en el psiquiátrico

Durante una visita al Hospital Psiquiátrico de Lídice, Chávez le preguntó al Director qué criterio se usaba para determinar si un paciente estaba suficientemente loco como para ser hospitalizado. “Bueno,” dijo el Director: “Llenamos una bañera. Luego ofrecemos al paciente una cucharita, una taza y un balde y le pedimos que trate de vaciar la bañera”. “Ah, entiendo —dijo Chávez

[Hum}– Tu horóscopo

He leído tu horóscopo de 2017. Salud: los astros te sonríen. Dinero: los astros te sonríen. Sexo: los astros se parten de risa.

[Hum}– Llamada telefónica

El señor de la casa llama por teléfono, y atiende la asistenta: —¿Ha llamado algún imbécil, Maruja? —No, señor, es usted el primero.

[Hum}– Accidente de tránsito

Una señora llega al hospital y le dice al doctor: —Soy la esposa del Sr. Martínez, que tuvo un accidente de tránsito; me dijeron que lo trajeron aquí. Quisiera saber cómo se encuentra. —De la cintura para abajo, su esposo no tiene ni un rasguño—, le contesta el doctor. —¡Ohhh, qué alegría! —dice la señora—. ¿Y de la cintura para arriba, doctor? —No podemos decirle, señora, porque esa p

[Hum}– Novio catalán, y novia no paisana

Una pareja de novios, catalán él y no catalana ella, pasó frente a un restaurante. La novia exclamó: —¡Uhmmmmm, que rico huele! Y el novio le dijo: —¿Quieres que pasemos otra vez?”

[Hum}– Cuatro damas ejemplares

Cuatro damas, amigas de toda la vida, se reúnen para tomar el té, como siempre hacían. Esa tarde, una de ellas dice: —Chicas, hemos sido amigas desde siempre. Es hora de conocernos a fondo. Yo soy cleptómana. No se preocupen. Yo nunca,… este,… nunca les he robado nada a ustedes. La segunda dama dice: —Pues yo les confieso que soy ninfómana. Pero no teman pues yo jamás,… eh,… j

[Hum}– Madre amiga

Están dos madres reunidas, hablando, y una le dice a la otra: —Por favor, ¡dile a tu hijo que deje de imitarme! —¡Niño! ¡Deja de hacer el idiota!

[Hum}– Ojos y dientes

—¿Qué tiene 2 ojos y 100 dientes? —Un cocodrilo. —¿Y 2 dientes y 100 ojos? —Un autobús del Inserso(1) (1): Instituto de la Tercera Edad.

[Hum}– La cruda realidad

Una mujer va al psicólogo: ?Doctor, ¡tengo complejo de fea! ?¿Esta segura de que es complejo solamente?

[Hum}– Fiesta en el kinder

En el kinder de una escuela religiosa iba a haber una fiesta, y la madre superiora, quien era la directora del plantel, envió con los niños recaditos a todas las mamás con el nombre de algún personaje para que asistieran a la escuelita disfrazadas de ese personaje y así divirtieran a sus pequeños. Llegado el día, se abrió el telón del teatrito y empezaron a desfilar todas las señoras con disfraces propi

[Hum}– Mujer guapa

Dos conocidos se encuentran en la calle, y uno le dice al otro: —Te veo muy triste, ¿qué te pasa?  —Pues nada, sólo que me parece que todas las mujeres son guapas menos la mía A lo que el otro contesta:  —Pues tengo el mismo problema que tú: me parece que todas las mujeres son guapas…. menos la tuya.

[Hum}– Paradojas de la vida

¿Sabías que hay más aviones en el mar que submarinos en el cielo? Cortesía de Manuel A. Gutiérrez

[Hum}– El examen final

Cuatro amigos universitarios se fueron de juerga un fin de semana antes de los exámenes finales, y se lo pasaron del carajo. Después de tanta fiesta, durmieron la rasca todo el domingo y no volvieron a casa hasta el lunes por la mañana. Como no habían podido estudiar, en lugar de entrar al examen final decidieron que, al terminar éste, hablarían con el profesor y le explicarían la razón por la cual no hab

[Hum}– Discusiones maritales

Discutir con una mujer es como leer el contrato de licencia de software: al final, uno abandona el intento y clica en “Estoy de acuerdo”. Cortesía de Manuel A. Gutiérrez

[Hum}– Buenas y malas noticias

Un abogado neoyorkino representante de un coleccionista de arte millonario llamó a su cliente y le dijo: —Saúl, te tengo una noticia buena y una mala. El coleccionista respondió: —Hoy he tenido un mal día, así que dame primero la buena noticia, por favor. El abogado replicó: —OK. Hoy me reuní con tu mujer y me dijo que había invertido 5.000 dólares en dos fotos que ella cree que podrían hacerle